32 preguntas y respuestas sobre la copa menstrual

SmartCup es una innovadora copa menstrual para los días del ciclo que puede utilizarse como alternativa a las compresas y los tampones garantizando una mayor seguridad para el organismo y un mayor respeto al medioambiente.

¡Descubre SmartCup!

¿Tenéis alguna duda?
¡Esta lista de preguntas y respuestas resolverá todas vuestras dudas!

SmartCup está compuesta por silicona médica, idónea para el contacto prolongado con el cuerpo humano; se trata del mismo material con el que se realizan los productos sanitarios implantables en el cuerpo humano.

SmartCup es muy suave, incluso comparándola con las otras copas presentes en el mercado. Esto hace que resulte realmente cómoda después de ponérsela correctamente.

Normalmente SmartCup se coloca en un punto más bajo de la vagina que los tampones internos y es fácil alcanzarla con los dedos. Si se coloca más arriba se debe a tu conformación física, pero no debes tener miedo de no recuperarla: relájate, agáchate (posición que de por sí reduce la longitud del canal vaginal) y empuja y contrae ligeramente la musculatura (como si estuvieras defecando). La copa descenderá lo suficiente para permitir que puedas extraerla fácilmente.

SmartCup no se puede perder dentro del cuerpo: el canal vaginal termina en el cuello del útero (cérvix uterino), que tiene una abertura de pocos milímetros, de manera que SmartCup no puede subir más allá del canal vaginal.

Si te encuentras en un baño público y no puedes utilizar agua corriente, utiliza una botellita de agua para aclarar SmartCup. Acuérdate de lavarla bien tan pronto como puedas. Desaconsejamos el uso de toallitas humidificadas que contengan perfumes o sustancias químicas porque pueden provocar irritaciones.

Sí, generalmente las dos copas se adaptan normalmente a todas las mujeres, por lo que puedes alternarlas en los distintos momentos del ciclo: S cuando el flujo es menos abundante y M cuando es más abundante o durante la noche.

Los dispositivos anticonceptivos intrauterinos (DIU) no entran en contacto con SmartCup; no obstante, es aconsejable que lo consultes antes con tu ginecólogo.

Antes de usar SmartCup junto a dispositivos anticonceptivos de uso vaginal (como el anillo), es aconsejable consultarlo con el ginecólogo.

Cuando se está de viaje en lugares/países con escasas condiciones higiénicas, es aconsejable lavar siempre Smartcup con agua potable de botella, comprada y precintada, la misma que se utiliza para beber.

En caso de no haber tenido nunca relaciones sexuales desaconsejamos el uso de Smartcup dado que, al igual que cuando se utilizan tampones internos u otras copas menstruales, el himen podría lacerarse.

Si, la copa menstrual puede utilizarse de forma exclusiva para gestionar todo el ciclo menstrual, por lo que también puede llevarse por la noche. En caso de flujo abundante y para garantizar una mayor retención, es aconsejable utilizar la copa más grande: talla M.

SmartCup es ideal para practicar deporte ya que ofrece mayores garantías de higiene y confort que las compresas externas o los tampones. SmartCup resulta especialmente higiénica en la piscina y en la playa porque no absorbe líquidos del exterior.

No, SmartCup no debe utilizarse para contener la sangre después del parto. El ginecólogo indicará cuál es el momento adecuado para empezar a utilizar SmartCup para contener la sangre menstrual después del parto por vía vaginal, una vez que vuelves a menstruar.

El uso de SmartCup está desaconsejado después de una colposcopía o de una intervención quirúrgica vaginal. En ambos casos, es necesario consultarlo siempre previamente con el ginecólogo.

No, es necesario extraer SmartCup antes de mantener relaciones sexuales. Se recuerda que SmartCup no es un anticonceptivo y no protege contra las enfermedades de transmisión sexual.

La capacidad de contención de SmartCup en términos de tiempo es muy subjetiva y depende esencialmente de la intensidad del flujo. Por cuestiones higiénicas, no es aconsejable llevarla durante más de 8 horas seguidas sin vaciarla.

En caso de notar una molestia después de introducir SmartCup, en primer lugar asegúrate de haberla colocado correctamente: el tirador de la copa debe estar completamente dentro de la vagina, sin sobresalir. Si el tirador sobresale puede crear una sensación desagradable. En este caso, puedes cortarlo para reducir su longitud. Antes de cortar el tirador o de eliminarlo del todo es aconsejable evaluar atentamente si es conveniente hacerlo y en qué medida y, en caso de eliminarlo totalmente, asegurarse de que sea posible extraer SmartCup sin él.

Si a pesar de haber comprobado que está bien introducida y colocada como se describe en el prospecto (enlace prospecto) adviertes pequeñas pérdidas, te aconsejamos que pases a la talla superior (M). Si las pérdidas persisten, es preferible usar también un salvaslip. SmartCup seguirá manteniendo su valor ecológico si lo comparamos con el uso exclusivo de compresas externas o tampones.

No. Solo es necesario hervirla antes de utilizarla por primera vez, después de comprarla. Sin embargo, puedes hervirla todas las veces que creas necesarias para obtener una limpieza más profunda.

No es necesario utilizar un lubricante. Se puede utilizar agua simplemente, dado que la introducción de SmartCup puede resultar más fácil cuando está mojada.

Actualmente no existe ninguna prueba científica que correlacione el uso de copas menstruales y el SCT.

Las publicaciones científicas demuestran que las copas menstruales a base de silicona médica, como SmartCup, son bien toleradas y no alteran el pH, la flora vaginal natural ni las secreciones.

Los símbolos sirven para distinguir cada SmartCup, de modo que no pueda confundirse con la de otras mujeres. Por cuestiones higiénicas, se aconseja no intercambiar las copas.

La silicona médica utilizada para realizar SmartCup es biocompatible y no contiene materiales alergénicos, como el látex. El material utilizado para fabricarla es idóneo para el contacto prolongado con el organismo; no obstante, si se manifiesta una alergia es necesario interrumpir el uso del producto y consultar a un médico.

No, las copas están compuestas exclusivamente de silicona médica y no contienen látex.

SmartCup estará colocada correctamente si se encuentra completamente dentro de la vagina, incluyendo el tirador. Si el tirador sobresale, es necesario reducir su longitud. Para asegurarse de que se ha abierto es suficiente tirar ligeramente del tirador: si la copa ofrece resistencia, significa que se ha abierto. También se puede controlar tocando con un dedo el borde inferior de la copa.

No, no es necesario.

Para extraer SmartCup hay que adoptar una posición relajada y tirar del tirador manteniendo la copa en posición vertical.

La extracción es muy simple: basta introducir ligeramente los dedos en el canal vaginal y mantener una posición relajada. Es absolutamente normal que la copa ofrezca resistencia durante la fase de extracción: es por este motivo que SmartCup presenta unos orificios, que reducen el efecto de «sellado» y facilitan su extracción.

No. Tirando de ella hacia abajo, manteniendo la posición vertical en la que se ha colocado, toda la sangre menstrual permanece en su interior sin derramarse.

La copa grande (M) tiene una capacidad de 30 ml, mientras la pequeña (S) de 20 ml.

SmartCup es cómoda para las mujeres de todas las edades, independientemente de la tonicidad del suelo pélvico. Se suele aconsejar una copa suave para las mujeres con un suelo pélvico relajado y una copa algo más rígida en caso de suelo pélvico tónico. No obstante, las copas más rígidas pueden llegar a provocar molestias. Por este motivo, en el caso de SmartCup, hemos decidido comercializar solo copas muy suaves, dando preferencia a la comodidad y la practicidad de uso.

Farmacias Apoteca Natura - Por una salud consciente